Gestión de derechos digitales (DRM)

Gestión de derechos digitales (digital rights management, DRM) es un término genérico para las tecnologías de control de acceso que pueden ser utilizadas por fabricantes de hardware, editoriales, titulares de derechos de autor e individuos para tratar de imponer limitaciones en el uso de contenido y dispositivos digitales. También, a veces, se describe despectivamente como gestión de restricciones digitales (digital restrictions management). El término se usa para describir cualquier tecnología que inhiba los usos (legítimos o no) de contenido digital no deseados o previstos por el proveedor del contenido. El término generalmente no se refiere a otras formas de protección de copia que se pueden eludir sin modificar el archivo o dispositivo, como números de serie o archivos de clave. También puede referirse a restricciones asociadas con ejemplares específicos de obras o dispositivos digitales. Las tecnologías DRM intentan controlar el uso de medios digitales impidiendo el acceso, copia o conversión a otros formatos por parte de los usuarios finales. Ver wikipedia.

¿Qué implica DRM para mí personalmente?

Cuando usted compra un libro electrónico con DRM no lo posee realmente, sino que ha comprado el permiso para usarlo de la manera indicada por el vendedor. El DRM limita lo que puede hacer con los libros electrónicos que ha «comprado». A menudo las personas que compran libros con DRM no están al tanto del alcance de estas restricciones. Estas restricciones le impiden cambiar el formato del libro a su gusto, incluyendo cambios en de estilo como ajustar el tamaño de letra, aunque hay programas que le permiten hacerlo para libros sin DRM. La gente suele sorprenderse de que un libro que han comprado en un formato concreto no pueda convertirse a otro si el libro tiene DRM. Así, si tiene un Kindle de Amazon y compra un libro vendido por Barnes & Noble, debería saber que si ese libro tiene DRM no va a poder leerlo en el Kindle. Tenga en cuenta que estoy hablando de un libro que ha comprado, no robado o pirateado, sino COMPRADO.

¿Qué hace DRM por los autores?

Los editores de libros electrónicos con DRM aducen que el DRM es por el bien de los autores, para proteger su integridad artística y evitar la piratería. Pero el DRM NO evita la piratería. Las personas que quieren piratear contenido o usar contenido pirateado siguen haciéndolo con éxito. Los tres principales de esquemas de DRM para libros electrónicos a día de hoy son los usados por Amazon, Adobe y Barnes & Noble, y los tres han sido descifrados. Todo lo que hace el DRM es incomodar a los usuarios legítimos. Se puede argumentar que en realidad perjudica a los autores, ya que las personas que comprarían el libro eligen en su lugar buscar una versión pirateada, ya que no están dispuestos a soportar el DRM. Aquellos que piratearían en ausencia de DRM lo hacen también en su presencia. Insisto, el punto clave es que el DRM no evita la piratería. Por lo tanto, el DRM no solo es inútil y perjudicial para los compradores de libros electrónicos, sino también una pérdida de dinero.

DRM y libertad

Aunque el contenido digital se puede utilizar para hacer que la información, así como las obras creativas, estén fácilmente disponibles para todos y empoderar a la humanidad, esto no interesa a algunos editores que desean alejar a las personas de esta posibilidad de libertad simplemente para mantener su relevancia en un mundo que se desarrolla tan rápidamente que no pueden seguir el ritmo.

¿Por que calibre no admite DRM?

calibre es software de código abierto, mientras que DRM por su propia naturaleza es cerrado. Si calibre permitiera abrir o ver archivos DRM, podría modificarse trivialmente para usarlo como una herramienta para la eliminación de DRM, lo cual es ilegal según las leyes actuales. El software de código abierto y el DRM representan un choque de principios. Mientras que el DRM trata de controlar al usuario, el software de código abierto trata de dar más poder al usuario. Simplemente, los dos no pueden coexistir.

¿Cual es la posición de calibre respecto a los proveedores de contenido?

Creemos firmemente que los autores y otros proveedores de contenido deben ser compensados por sus esfuerzos, pero el DRM no es la forma de hacerlo. Estamos desarrollando esta base de datos de libros electrónicos sin DRM de diversas fuentes para ayudarle a encontrar alternativas sin DRM y para ayudar a autores y editores independientes de libros electrónicos sin DRM a publicar su contenido. Esperamos que la encuentre útil y le pedimos que no piratee el contenido disponible aquí.

¿Como puedo ayudar a combatir el DRM?

Como alguien que lee y compra libros electrónicos, puede ayudar a combatir el DRM. No compre libros electrónicos con DRM. Hay algunos editores que publican libros electrónicos sin DRM. Haga un esfuerzo para ver si ofrecen el libro electrónico que está buscando. Si le gustan los libros de ciertos autores independientes que venden libros electrónicos sin DRM y puede permitírselo, haga donaciones para ellos. Éste es dinero bien gastado, ya que sus libros electrónicos suelen ser más baratos (puede haber excepciones) que los que compraría a los editores de libros con DRM y probablemente funcionará en todos los dispositivos que tenga en el futuro, ahorrándole el costo de comprar el libro nuevamente. No desanime a los editores y autores de libros electrónicos sin DRM pirateando su contenido. Los proveedores de contenido merecen una compensación por sus esfuerzos. No los castigue por intentar mejorar su experiencia de lectura poniendo a disposición libros electrónicos sin DRM. A la larga, esto es perjudicial para usted. Si ha comprado libros de vendedores que ofrecen tanto libros con DRM como sin DRM, sin saber si llevan DRM o no, deje un comentario o una revisión en el sitio web informando a los futuros compradores sobre la presencia de DRM. Muchos vendedores no creen que sea importante indicar claramente a sus compradores si un libro electrónico contiene DRM o no. Aquí <https://www.defectivebydesign.org/guide/ebooks> encontrará una guía para vivir sin DRM (en inglés).